Próximo reto del proyecto MeteoFlow: predecir las condiciones marítimas

Adelantarse al futuro meteorológico con gran exactitud para gestionar eficazmente la producción de energías renovables procedentes de sus parques eólicos y plantas fotovoltaicas. Esa es la misión de MeteoFlow, una de las joyas de Iberdrola Renovables. Un proyecto creado y madurado al 100% en la empresa y que ahora se enfrenta a un nuevos reto: la predicción de las condiciones marítimas.

15 años de funcionamiento

El proyecto celebra este año su 15 aniversario. Aunque el espíritu de MeteoFlow es el mismo de sus inicios, mucho ha cambiado a lo largo de estos años. En la actualidad, por citar tan solo un ejemplo, ya se realizan predicciones para todas las instalaciones renovables, incluidos parques eólicos terrestres y marinos, plantas fotovoltaicas y, más recientemente realizan proyecciones del ciclo hidráulico para las centrales hidráulicas en España. 

La mejora de este puntero sistema informático se amplía en diversos campos. En su cobertura espacial empezó con 90 parques en 2004 solo en España. Ahora, tiene más de 300 distribuidores en 12 países. Además el alcance temporal de las predicciones se ha conseguido ampliar considerablemente, con las numerosas ventajas que eso conlleva. En sus inicios las predicciones eran solo de tres días, ahora ha conseguido alcanzar hasta 10 días y hora a hora en todas las instalaciones. 

Meteoflow, pieza clave en la compañía

El sistema de predicción de MeteoFlow se basa en las predicciones meteorológicas que la compañía tiene tanto de los centros meteorológicos internacionales de referencia, como de modelos meteorológicos propios que se ejecutan desde Iberdrola Renovables en sus propias instalaciones. A partir de esta información meteorológica, que fundamentalmente son predicciones de viento para parques eólicos y de radiación solar para plantas fotovoltaicas, hacen un refinamiento de estas predicciones de producción con las técnicas más novedosas de big data, machine learning e Inteligencia Artificial. 

El siguiente, y ambicioso paso de la compañía, es conseguir la predicción eólica marina a través de la modelización y predicción del oleaje. Según Pilar Orellana, responsable de seguimiento de resultados de MeteoFlow: “Estamos trabajando en varios proyectos para la mejora de las proyecciones que tenemos y para introducir nuevos proyectos. Vamos a realizar predicciones meteorológicas para los parques eólicos offshore y de las áreas oceánicas como, por ejemplo, la altura del oleaje”. 

A través de estas mejoras, Iberdrola conseguirá maximizar aún más sus ingresos. En países donde el proyecto está maduro, como España o Hungría, esta herramienta permite un grado de fiabilidad de entre el 85% y el 90%. Este punto es clave para la compañía, ya que mejorar las predicciones de producción y poder programar la capacidad de generación de cada parque supone, en último término, una mejora en el precio final de la energía producida.