Katie Bouman: La científica que ha hecho posible fotografiar el agujero negro.

En rigurosa actualidad, encontramos un gran logro en la ciencia moderna: la primera fotografía del agujero negro. Un trabajo arduo y el esfuerzo de más de 200 personas, con Katie Bouman como líder de esta hazaña maravillosa que, hasta ahora había resultado imposible.

Hace 3 años, Katie Bouman, estudiante graduada y doctorada del MIT, lideró la creación de un nuevo algoritmo para producir la primera imagen de un agujero negro, realizando valiosos aportes para que esto se consiguiera. Y es que con tan solo 29 años de edad, Katie ha hecho una labor digna de admiración gracias a su fuerte preparación y una disciplina implacable.

“The Event Horizon Telescope”

Dicho y hecho, a primeros de este año 2019 astrónomos, físicos y científicos de todo el mundo se reunían con el objetivo de analizar los detalles necesarios para conseguir fotografiar el agujero negro.

Lo esencial, un punto de red formado por más de 50 telescopios distribuidos alrededor del mundo, o lo que equivale a un telescopio gigante: un telescopio virtual con un “espejo” tan grande como el planeta.

Todo está listo, pero debemos tener paciencia, pues la imagen del agujero negro no aparecerá como ocurre con las cámaras convencionales. Aparecerá lentamente, a lo largo de los años, y a medida que los datos provenientes de cada radiotelescopio se vayan sumando para construir la imagen final. Un trabajo que cuenta con la colaboración y conocimientos de más de 200 expertos en la materia.

Parece que todo va sobre ruedas a nivel cósmico, y la pasada semana ya pudimos visualizar algunos resultados, siendo el mundo entero testigo de la primera imagen capturada por el EHT (Event Horizon Telescope). Así, los telescopios ubicados en todo el mundo recogieron la luz emitida por el agujero negro, que es 6.500 millones de veces más masiva que el sol.

La imagen muestra un núcleo central negro rodeado por un anillo de luz, emitido gracias a unas partículas que corren alrededor del agujero a casi la velocidad de la luz.

Bouman, la reina del universo.

Katie es una apasionada de la astrofísica, y su inquietud no tiene límites. Es por eso que lleva más de tres años trabajando en este proyecto, asistida y apoyada por el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT, el centro Harvard- Smithsonian de Astrofísica y el Obsevatorio Haystack.

Tras su lanzamiento, Bouman se convirtió en una sensación en línea después de que el MIT compartiera una imagen en su Twitter que en pocos segundos, se volvió viral.

Bouman, quien actualmente es profesora asistente en el Instituto de Tecnología de California, se desvió de su nueva fama, y en su lugar le dio crédito a todo su equipo contestando con una publicación de Facebook minutos más tarde.

“Ningún algoritmo o persona hizo esta imagen, requirió el increíble talento de un equipo de científicos de todo el mundo y años de arduo trabajo para desarrollar: el instrumento, el procesamiento de datos, los métodos de obtención de imágenes y las técnicas de análisis necesarias con las que hemos podido lograr esta hazaña aparentemente imposible.” declaraba Katie a los medios.

Y es que esta joven y su equipo han demostrado que el conocimiento y la inquietud pueden llevarnos a los rincones más recónditos del universo.