Hexa, el nuevo dron que transportará personas

Cada día estamos más cerca de cumplir esa fantasía atmosférica que nos ha sido anunciada en titulares, películas y documentales futuristas. Y es que en menos de 10 años, se augura que las aeronaves sobrevolarán las ciudades, despidiéndonos del tráfico y las aglomeraciones urbanas.

Pero, de momento, solo tenemos a Hexa, un prototipo hasta ahora jamás visto que ha sacado la compañía LIFT Aircraft y que puede volar a 100 kilómetros por hora y a unos 365 de altura.

Hexa es el nuevo dron que permitirá transportar humanos. Y es que, gracias a la creciente tecnología y a la visión de Matt Chasen, (experto en ingeniería mecánica y aeroespacial y directivo de LIFT Aircraft) nos encontramos con este exclusivo y sorprendente aparato.

Un dron que cuenta con una cabina para el piloto y puede controlarse mediante un joystick y un iPad Pro. Su peso es de 200 kilos aproximados y tiene 18 juegos de hélices, motores y baterías, para evitar complicaciones en caso de fallo en el suministro energético.

Hexa cuenta con múltiples funciones que posibilitan que la nave actúe de manera autónoma. Más aún, si pasara algo durante el vuelo, el control en tierra se ocupará de aterrizar el dron de forma remota.

Durante el vuelo, el piloto recibirá y podrá ver toda la información de seguridad en una pantalla de realidad aumentada que se encuentra dentro de la cabina. En caso de una emergencia, los controladores de vuelo pueden tomar el control de la aeronave y volar de forma remota como un avión no tripulado. Así, Matt Chasen, comparó la experiencia con “un simulador de vuelo en el que puedes montar”.

Compañías como Uber, Airbus y Volocopter ya están desarrollando estos aviones, un escalón hacia una nueva forma de transporte urbano más óptimo, conveniente y sostenible.

Por el momento, Hexa solo realizará desplazamientos de 15 minutos sobrevolando un lago en las afueras de Austin, Texas, y el precio de este viaje es de unos 250 dólares aproximadamente.

¿ES NECESARIO UN CARNET DE PILOTO?

“Para operar el Hexa- aclara Chasen-, los clientes se someterán a una orientación que incluye ver videos de seguridad y entrenar en un simulador de realidad virtual durante al menos una hora. Más tarde, se realizará una prueba de competencia básica con soporte en tierra.”

“A diferencia de los helicópteros tradicionales, no se necesita una gran habilidad para volar el Hexa“, dijo. “Si sueltas completamente el joystick, la aeronave simplemente flotará en la posición GPS. Más aún, está programada de modo que si los niveles de la batería bajan a un cierto nivel, la aeronave regresará automáticamente al sitio de lanzamiento”.

LIFT espera comenzar a ofrecer vuelos fuera de Austin el próximo año solo a particulares y hasta que se demuestre su seguridad al 100% no comenzarán con el transporte comercial. “Una vez que eso suceda, es probable que surja rápidamente una nueva ola de transporte alternativo” comentó su creador.

Y así es como el CEO de Lift pretende dar otro giro de tuerca y revolucionar de nuevo el concepto de movilidad con su dron Hexa. Quién sabe si dentro de poco hablaremos de dar una vuelta en dron, quién sabe si podremos verlos estacionados en las aceras a nuestra disposición o quién sabe si empresas de este tipo proliferarán en un futuro. ¿Hablaremos entonces de dronsharing?