Por qué es necesario el talento joven en las empresas

Jóvenes virtuosos y altamente cualificados se incorporan, día a día, a empresas de diferentes sectores en el plano nacional. Y es en recursos humanos desde el lugar donde se plantean y elaboran estrategias para motivar, retener y alentar a estos nuevos potenciales profesionales para que se queden y hagan crecer a las corporaciones, donde surgen cuestiones relativas a su seguridad y estabilidad laboral. ¿Cómo se puede conseguir que el talento joven se quede en las empresas por periodos largos de tiempo?

Desde hace años se ha percibido que con frecuencia los empleados más jóvenes perduran por periodos cortos de tiempo en un mismo puesto laboral. Es más, según el informe ‘Jóvenes y empleo, desde su propia mirada’, el sueldo no sería la principal preocupación de los españoles entre los 16 y 29 años. Un 72,1% de los encuestados para el informe publicado en 2016 valoraba la estabilidad por encima del resto de factores.

El 72,1% de los jóvenes españoles valora la estabilidad laboral por encima del sueldo

Pero no cabe duda de que los denominados millennials han crecido con las nuevas tecnologías y son capaces de abordar múltiples tareas a la vez, dos de sus cualidades comunes. Es decir, pueden realizar las llamadas multitask. Además, de la capacidad de innovar y aportar ideas. Así, se constituyen como un valor añadido incalculable ya que siempre están mirando por el crecimiento de la empresa, tanto a nivel interno como respecto al resto de organizaciones del mercado.

En esta situación, los empresarios y en especial los gestores de los departamentos de recursos humanos, reflexionan sobre cómo es posible gestionar a todo este caudal de talento joven que se vislumbra en el mercado. Pero… ¿qué es la gestión del talento? El término hace referencia a un conjunto de procesos de recursos humanos integrados y diseñados para atraer, desarrollar, motivar y retener a los empleados de una organización. Aunque el proceso nació en los años 20, se ha ido desarrollando y creciendo a medida que las empresas se han dado cuenta de que el impulso del éxito de su negocio son el talento y las habilidades de sus empleados.

EL TALENTO DE LOS JÓVENES DE HOY ES EL FUTURO

Son jóvenes muy preparados, hablan idiomas, cuentan con máster especializados y han vivido una época de grandes cambios a nivel económico y social. Capacitados para afrontar grandes retos, estos nuevos talentos aportan y participan de manera constante, cargados de nuevas ideas y planteando otras perspectivas.

Gestionar talento humano no es tarea fácil pero es, sin duda, uno de los activos fundamentales de las organizaciones

Son creativos, inquietos y buscan crecer tanto a nivel personal como a nivel profesional de forma constante. ¿Cómo hacer que se queden en la empresa? Así como se implementan mejoras tecnológicas de forma constante, es necesario incluir formulas y planes de acción para conseguir que los jóvenes talentos se integren y se identifiquen con la empresa.

Para ello, hay que salir un poco del modelo tradicional, de clásico ejecutivo.  ¿Qué buscan los jóvenes talentos en una empresa para identificarse con ella y crear un vínculo a largo plazo? Son trabajadores que, por su bagaje académico se mueven en las tareas diarias con otra perspectiva. Tienen una mentalidad fresca, están habituados a los cambios y son los verdaderos protagonistas de la era digital. Así es el talento joven.

Procuran un desarrollo basado en la vanguardia, en las nuevas tecnologías y se apoyan en estos valores para nutrir su aportación a la productividad de cada día. Además, aportan a los trabajadores de generaciones anteriores una visión más realista, más eficaz y más efectiva, optimizando resultados.

QUÉ SE PUEDE OFRECEN A LOS JÓVENES PARA MEJORAR EN EL TRABAJO

Los jóvenes trabajadores necesitan que la empresa les proporcione ciertas “riquezas” para quedarse. En concreto, ¿qué puede ofrecer el empleador al talento joven?

  • Otorgar, en la medida de lo posible, la opción de trabajar desde distintos puntos geográficos. Es lo que denominamos home office. La movilidad para los millennials es una gran ventaja.
  • Ofrecer un equilibro entre la vida profesional y la vida personal. No es tan necesario la promoción constante como el diseño de un buen ambiente laboral y líneas bien trazadas entre momentos de ocio y momentos de actividad profesional.
  • Generar actividades fuera de la oficina. Esto está muy implantado en países nórdicos y en EEUU. Se trata de invertir ciertos recursos monetarios y de tiempo en dinámicas extracurriculares.

En definitiva, en EE.UU. y algunos países europeos el team building o staff entertainment está altamente integrado en las empresas. Más aun, existen muchos países donde el departamento de RR.HH. puede destinar la cantidad que considere apropiada para este tipo de actividades ya que, a efectos prácticos, consigue objetivos a corto plazo. Y es que de la innovación nace el cambio. Por eso, las nuevas políticas y estilos de trabajo lograrán unificar la cultura empresarial existente con las nuevas (y jóvenes) formas de operar.

Todo lo que sabes sobre el trabajo es mentira
Mayor organización autónoma del tiempo de trabajo por objetivos o comunicación digital son las últimas tendencias laborales.
Read more